Al realizar su cierre de campaña, la candidata del PRI y del PRD por Guadalupe, Cristina Díaz, proyectó un plan de pluviales, la canalización del arroyo Las Tinajas y la construcción de tres muros de contención en las faldas del Cerro de la Silla.

Cristina Díaz planteó  ante el candidato a la Gubernatura, Adrián de la Garza, edificar represas que dosifiquen y reduzcan la caída de agua del Cerro de la Silla, a fin de brindar seguridad a las familias, además de proteger su patrimonio.

En el tramo del arroyo Las Tinajas, que comprende desde Praderas de Guadalupe hasta la colonia Nuevo León, se gestionarán los recursos para ampliarlo y canalizarlo, como lo solicitaron los vecinos de esos sectores.

“Vamos a gestionar ante el Estado y en el Congreso Local para tener más pluviales en la ciudad, vamos por la canalización del Arroyo Las Tinajas para la seguridad de las familias”, sostuvo.

En su mensaje, Díaz reiteró que se requiere votar por legisladores federales y locales que defiendan los recursos para Guadalupe, además de resaltar el perfil para gobernar Nuevo León por parte de Adrián de la Garza.

“Guadalupe requiere experiencia y resultados, entender lo que necesitan las familias y saberlo hacer”, añadió.

Cristina Díaz explicó que la gestión de recursos para pluviales, sería para atender la problemática en los sectores de Rincón de Guadalupe, Santa María y Portales de la Silla, además de otras zonas del Municipio.

Por su parte, Adrián de la Garza, candidato del PRI y PRD a la gubernatura asumió el compromiso para modernizar el C-4 y equipar con cámaras de seguridad el Municipio de Guadalupe.

“Me comprometo con Cristina y con las familias de Guadalupe para juntos salir adelante, porque sin contar con el apoyo del gobierno estatal, ha hecho un gran trabajo y ha logrado salir adelante, con mayor razón seguirá avanzando al tener todo nuestro apoyo”, expresó De la Garza Santos.

Al igual, que la candidata a la Alcaldía, Adrián de la Garza ofreció trabajar por la estabilidad de los ciudadanos de Guadalupe, y pidió razonar con inteligencia el voto, para que sea a favor de quienes han trabajado por las familias en tiempos adversos.