Durante la Conferencia Magistral virtual, que tuvo lugar el pasado 25 de mayo, en el Tribunal Electoral del Estado de México, en el marco de su veinticinco aniversario de instalación e inicio de funciones, la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, expreso la gran importancia que tiene inculcar a las nuevas generaciones, participar en el ejercicio del voto durante las elecciones.

Recalcó que es al seno familiar donde se debe motivar a los más jóvenes para contribuir al fortalecimiento de la democracia en su Municipio, su Estado y su País. Invitó a las madres mexicanas y mexiquenses a acudir en compañía de sus hijas e hijos a las urnas para predicar con el ejemplo.

Hizo notar que asistir a ejercer este derecho debe verse y sentirse como una fiesta, ya que es el resultado de muchos años de lucha pacífica, por parte de las comunidades indígenas y principalmente de las mujeres indígenas, que pugnaron por conseguir esta prerrogativa.

Destacó que las jornadas electorales no deben verse empañadas con actos de protesta, sino que debe prevalecer la armonía y la libertad para manifestar la voluntad ciudadana en la elección de sus representantes.

La también galardonada con el Premio Príncipe de Asturias, finalizó comentando que:

Las elecciones deben ser fiesta y no protesta.