Eduardo Rivera Pérez, candidato común de PAN, PRI, PRD, PSI y CPP por la alcaldía de Puebla, ha declarado que en los primeros 100 días de su gobierno se notarán las diferencias entre su forma de trabajo y la de la administración anterior, encabezada por su rival de contienda, la abanderada de Morena y PT, Claudia Rivera Vivanco, ya que tendrá “una planeación muy clara” para atender las necesidades de la gente.

El aspirante al ayuntamiento dijo que hará desde su primer día de mandato lo que la gente espera que suceda en todo el trienio: que trabaje en beneficio de la sociedad, lo cual planea demostrar tomando el mando de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a las 00:01 del próximo 15 de octubre, siempre y cuando los resultados en la elección del 6 de junio le den el triunfo. “Para dar un mensaje claro de que estamos trabajando y vamos a trabajar desde el primer día, en la primera hora, en el primer minuto, y así en los subsecuentes días.

Nosotros vamos a tener una planeación muy clara de lo que vamos a hacer los primeros cien días de gobierno para que la gente pueda ver el cambio entre una administración y otra”. Rivera Pérez señaló que su gobierno tendrá seis estrategias principales: Escudo Puebla, para brindar seguridad pública a todos los sectores; Impulsa Puebla, para reactivar la economía; Ciudad de 10, para ofrecer servicios públicos en la cabecera y las 17 juntas auxiliares; Contigo Mujer, para velar por el bienestar de las mujeres; Médico en tu Casa, para ofrecer consultas y medicamentos gratuitos a sectores vulnerables; y Estancias Infantiles, para brindar un lugar seguro a los niños mientras los padres y madres trabajan.

Expuso que los recursos que año con año reciba su gobierno serán suficientes para llevar a cabo sus propuestas, pues tan solo para el ejercicio fiscal 2022 estimó una bolsa que oscile entre los 4 mil 600 y los 5 mil millones de pesos, los cuales, aseguró, serán utilizados en su totalidad y sin que haya subejercicio como le sucedió al gobierno vigente.

“Nosotros sí tenemos la capacidad porque ya tenemos experiencia, no nos sucedió lo que hoy sucede de que hay subejercicio, lo cual es reprobable porque tú tienes los recursos públicos para atender las necesidades de las personas y en estos momentos difíciles las personas requieren seguridad, requieren apoyo en salud o para reactivar su negocio, de nada le sirve pagarle al banco cuando la gente tiene necesidad o está sin servicios”.

Lalo Rivera destacó que en caso de arribar por segunda ocasión a la presidencia municipal planteará “una relación de respeto y de trabajo” al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, ya que “es lo que quieren las poblanas y los poblanos”. “Si los puntos personales coinciden o no, si se llevan bien o no, creo que eso pasa a segundo plano, lo que quieren los ciudadanos es que haya resultados a favor de la seguridad, a favor de la reactivación económica, quieren resultados para resolver sus problemas”.

Eduardo Rivera sentenció que en su administración no habrá cabida para la deshonestidad, por lo que cualquier servidor público que extorsione o se vea involucrado en casos de corrupción no tendrá “segundas oportunidades”. Respecto al comercio informal, sobre todo el del Centro Histórico de Puebla, el panista comentó que actuará con diálogo pero también como autoridad, pues el primer cuadro de la capital está sumido en el desorden gracias a “un ambulantaje desmedido”, a la prostitución y al cobro de piso que “grupos abusivos” ejercen contra comerciantes.

”Habrá un diálogo respetuoso conservando la dignidad de todos los trabajadores ambulantes que están en la ciudad para buscar su reubicación, para buscar su reinserción al mercado laboral formal y para que el gobierno pueda proporcionar espacios en días y horas adecuados para ejercer sus ventas”.

 

 

 

 

 

 

Con información de Milenio