El día martes el fiscal general de la capital de Estados Unidos, Washington DC, demandó a Amazon por abuso de su posición dominante en las ventas minoristas en línea, alegó que el control de dicha compañía va entre el 50 y 70% del comercio estadounidense en línea y eleva los precios que pagan los consumidores.

En respuesta al fiscal, Amazon dijo “El Fiscal General del DC lo tiene exactamente al revés: los vendedores fijan sus propios precios para los productos que ofrecen en nuestra tienda”. Añadió “Amazon se enorgullece de ofrecer precios bajos dentro de la más amplia selección y, como cualquier tienda, nos reservamos el derecho de no destacar ofertas con precios no competitivos para los clientes”.

Cabe mencionar que en los primeros tres meses de este año, Amazon reportó ganancias de 8 mil 100 millones de dólares, una cantidad que triplica la del mismo período del año pasado.