Con el fin de que se respete la democracia del país y de que no haya intromisiones del ejecutivo federal en el proceso electoral de Nuevo León, este lunes, el candidato de la alianza PRI-PRD al gobierno estatal, Adrián de la Garza Santos presentó una queja formal contra el presidente Andrés Manuel López Obrador ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la ciudad de México.

El abanderado tricolor explicó que las críticas que recibió recientemente por parte del primer mandatario en su conferencia de prensa matutina durante cuatro días, censurando su propuesta de apoyo a la mujer, viola los principios fundamentales de los derechos humanos como personas y ciudadanos.

Además, atenta contra la constitución y los principios generales del debido proceso, la presunción de inocencia y viola el tratado internacional que tiene México denominado “Carta Democrática Interamericana”.

“No puede estarse repitiendo este tipo de conductas y de acciones porque al final de cuentas sufriríamos un retroceso histórico en México de lo que debe respetarse en una elección”

“Es totalmente una intromisión del ejecutivo en este proceso electoral donde busca directamente beneficiar al partido de Morena y su partido bisagra que es Movimiento Ciudadano”.

Con las opiniones que ha vertido el presidente de la República, afirma de la Garza Santos, también se violan los principios de equidad, equilibrio y transparencia que deben privar en los comicios.

“Ya no estamos hablando de la defensa de una sola elección estatal, la de Nuevo León, sino estamos hablando de la defensa de los derechos democráticos de nuestro país”, afirmó.
Considera que, con éstas acciones el ejecutivo federal busca frenar el avance de la alianza “Va fuerte por Nuevo León” en la preferencia electoral, y trata de confundir a la ciudadanía

“En sus conferencias de prensa me hace culpable, me sentencia y le está mandando una línea a los organismos gubernamentales donde tiene alta influencia como la Fiscalía General de la República y la propia Corte”, denunció.

Pidió que la Comisión Nacional de Derechos Humanos tome las medidas correspondientes para evitar que continúe tratando de imponer un candidato y deje elegir libremente a los ciudadanos.

“Exigimos que saque las manos del proceso, que se cumpla el derecho” pidió.
Y reiteró que como lo ha hecho en toda su vida profesional, seguirá trabajando por Nuevo León, aunque lo amenacen con la cárcel.

A la fecha, dijo que no le han notificado sobre la investigación en su contra por parte de la FGR y adelantó que llegará hasta las últimas instancias y consecuencias para que AMLO no intervenga más en el proceso.