En México el consumo de dulces como tamarindos, chamoy, chile piquín en polvo con limón, chicles picantes, gomitas, frituras y salsas agridulces son parte del menú de golosinas que todos hemos disfrutado de niños y grandes en nuestro país. Sin embargo al ser llevados a otros países provocan miradas de extrañeza y hasta repulsión.

Cabe mencionar que hay empresas en el rubro de los dulces que se han logrado posicionar  entre los consumidores estadounidenses. Testimonios como el de Paty Pérez nació en el Estado de México y se fue a radicar a Anaheim, California, su fascinación por el Miguelito y los dulces de pulpa de tamarindo la hacían regresar año con año a México para surtirse.

Así mismo cada vez más se suman variedades de postres con este ingrediente, como la nieve de picafresa, barras de chocolate con chile, mermeladas de fruta con chipotle o chile habanero y un largo etcétera que lo mismo se pueden consumir solos o como ingredientes de platillos más elaborados.