Migrantes de América Central y del Sur fijan su esperanza en México, que en abril recibió 9,189 peticiones en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), la cifra mensual más alta de su historia.

Para muchos migrantes la ilusión de un futuro mexicano es palpable en Casa Mambré, un alojamiento para solicitantes de asilo en el que Roxana Villafuerte espera desde hace casi un año que la Comar resuelva su trámite para que pueda trabajar y mantener a su bebé, de nueve meses y de padre mexicano.

Cabe mencionar que Honduras encabeza las peticiones con 15,842, seguido por 4,315 de Haití, 3,091 de Cuba, 2,460 de El Salvador, 1,818 de Venezuela, 1,615 de Guatemala, y el resto de otros países latinoamericanos.

Es importante destacar que la Comar espera este año un total de 90,000 peticiones, lo que superaría los récords de 71,230 en 2019 y 41,329 de 2020. El  Gobierno de México, promete apoyar una migración “ordenada, segura y regular”, solo ha resuelto 6,710 casos en lo que va del año, con una aceptación de 74 %, aunque la ley fija un máximo de 90 días para las resoluciones.