En el marco de los trabajos del grupo permanente instalado para el seguimiento del caso Tlanixco, que busca la reparación del daño a las personas defensoras del agua injustamente presas, víctimas de criminalización y desplazadas, del caso Tlanixco, el ombudsperson mexiquense, Jorge Olvera García, ratificó el compromiso de acompañar y asesorar jurídicamente a cada una de las víctimas y sus familias.

La labor realizada en el contexto de este emblemático caso, dijo, es un importante precedente para que no vuelva a repetirse la injusticia sufrida por las y los defensores del agua, integrantes del pueblo nahua de la comunidad de San Pedro Tlanixco, Tenango del Valle.

En la sesión de trabajo convocada por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), participaron las víctimas y sus familiares, así como representantes del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, y se acordaron nuevas acciones conjuntas para la defensa de los derechos de los pueblos originarios, incluyendo el apoyo para revisar solicitudes de amnistía de personas indígenas injustamente presas.

Al respecto Olvera García reiteró que la participación de la Codhem en el marco de la Ley de Amnistía del Estado de México, como órgano consultor, deriva en la asesoría directa a quienes la soliciten, pues “la amnistía no es solo una oportunidad para despresurizar los centros penitenciarios, sino para despresurizar las injusticias”, enfatizó.

En este contexto, el presidente de la Codhem aseguró que la reciente aceptación del Tribunal Superior de Justicia de la entidad del “Informe Especial sobre la Situación de Criminalización de Defensores de Derechos Humanos de la Comunidad Indígena de Tlanixco, en Tenango del Valle”, representa un avance histórico en el respeto a los derechos de los pueblos originarios, que igualmente reconoce el valor y la dignidad de sus propios activistas.

Por su parte, las víctimas del caso Tlanixco y sus familias agradecieron a la Codhem el apoyo brindado para que el proceso de resarcimiento y reparación del daño se concrete ante las autoridades competentes, una vez que sus nombres han sido inscritos en el Registro Estatal de Víctimas del Estado de México de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.