• El presidente negó que el caso de García Cabeza de Vaca se trate de una persecución política o tenga propósitos electorales.
  • Señala a la FGR como responsable de la orden de aprehensión.

Durante su habitual conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no dio ninguna instrucción a un juez federal para girar una orden de aprehensión en contra de Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, por los presuntos delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

“Es una cuestión que está tratando la Fiscalía General de la República, que es independiente, autónoma. Yo no estoy dando instrucciones, no es mi fuerte la venganza, no soy hipócrita, no soy dos caras como lo son los conservadores, que esa es su doctrina, la hipocresía”, declaró el mandatario nacional.

Así mismo, el mandatario mostró el oficio que envió el Departamento de Justicia de Estados Unidos al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, en el que solicita información sobre García de Cabeza de Vaca y otras personas, por una investigación de presunto lavado de dinero.