Willy Ochoa, candidato a presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, por la alianza “Va por Tuxtla” asistió al foro de Participación Democrática, organizada por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en donde mencionó que “la industria de la construcción es uno de los pilares más sólidos de toda economía, lo es por su participación en el ingreso y por la generación de empleo, ambos factores de crecimiento y de movilidad social”.

En dicho encuentro Ochoa Gallegos señaló “diseñaré políticas públicas que impulsen el crecimiento patrimonial. Otorgar facilidades será de interés prioritario para mi gobierno” dijo también que con el apoyo de la CMIC “actualizaremos la Carta Urbana de la Ciudad, la cual no es coherente con la realidad que hoy se vive”.

Además, se comprometió a impulsar un sistema de gestión eficiente para los trámites empresariales, “desde la Secretaría de Desarrollo Urbano liberaremos en un solo expediente los trámites de: alineamiento, número oficial, uso de suelo y licencia de construcción”.

Willy dijo que durante su administración municipal se creará el banco de proyectos estratégicos, el cual operará desde la estructura orgánica el ICIPLAM, con la finalidad de que cada obra de infraestructura sea alineada a la política de ordenamiento territorial.

“Tuxtla requiere de manera urgente reorientar el desarrollo urbano, toda vez que el crecimiento debe alinearse a elementos que combatan la pobreza, reduzcan la desigualdad y fortalezcan la seguridad”, señaló.

El candidato de la alianza “Va por Tuxtla” aseguró que, en conjunto con los diputados federales impulsados por la coalición, se trabajará para impulsar la inversión pública con obras de infraestructura social básica, sin pretexto alguno, para todos los habitantes del municipio, además que la modernización en la infraestructura permitirá que Tuxtla en los próximos años eleve sustancialmente los índices de competitividad en distintos rubros.

Finalmente, Willy Ochoa, dijo que es necesario para Tuxtla un gobierno determinado, un gobierno vigoroso, con energía y vitalidad, de puertas y ventanas abiertas, un gobierno incluyente que ayude y que no meta el pie, un gobierno serio y profesional que trabaje las 24 horas si es necesario, todo el tiempo que sea necesario, porque Tuxtla lo que menos tiene es tiempo.