Desde hace 16 años la investigación científica sobre el origen de Cristóbal Colón, había quedado en espera, los  avances tecnológicos ayudan ha que llegue a su recta final con el estudio del ADN de los restos óseos atribuidos al descubridor y a dos de sus familiares, que podría estar listo para el 12 de octubre.

Así lo menciono José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Forense de la Universidad de Granada (sur) y director del equipo multidisciplinar con la ayuda de cinco laboratorios de identificación genética de Europa y América, tratará de arrojar luz sobre el origen del navegante, en torno al cual circulan varias teorías.

Cabe mencionar que el objetivo final de este estudio es confirmar los orígenes de Cristóbal Colón: “Se acepta mayoritariamente que es de Italia, no lo dudamos, pero podemos arrojar datos objetivos que puedan ser interpretados por los historiadores para llegar a una conclusión u otra”.