“Vamos a transformar la realidad de las niñas y niños que más nos necesitan”, afirma.

Tenemos un compromiso político y moral con formar una nueva generación de niñas y niños que puedan crecer en un ambiente de mayor igualdad y de mayor inclusión, aseguró Alfonso Durazo Montaño durante la firma del Pacto por la Primera Infancia.

El candidato a gobernador de la alianza “Juntos haremos historia en Sonora” suscribió la iniciativa ciudadana cuyo objetivo es hacer de la primera infancia una prioridad nacional, misma que apoyará su gobierno a través de una comisión que de seguimiento y evalúe los compromisos asumidos:

“Con el pacto que hoy firmamos vamos a establecer una política proactiva para que Sonora se convierta en un líder en la provisión de calidad de servicios de atención a la primera infancia. El primer paso es crear la Comisión para la Primera Infancia de Sonora como instancia de coordinación intersectorial”, explicó.

Reconoció que Sonora tiene una deuda en garantizar la cobertura de servicios de educación inicial: mientras en el año 2010 apenas el 43.5 por ciento de la población entre 3 y 5 años asistía a algún plantel, en el año 2020 la cifra se incrementó al 53.9 por ciento.

Durazo Montaño recordó la importancia de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador elaborara en 2019 la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia, en la cual se define la gradualidad de su impartición y la financiación para garantizar ese derecho.

El Pacto por la Primera Infancia está respaldado por 450 organizaciones de la sociedad civil, fundaciones empresariales, empresas, universidades, organismos internacionales e instituciones autónomas provenientes de los 32 estados del país.

La iniciativa promueve diez metas: disminuir la pobreza en niños menores de 6 años; reducir la desnutrición crónica; incrementar la lactancia; aumentar la cobertura completa de vacunación; detectar oportunamente la discapacidad; dar educación preescolar de calidad al 80 por ciento de los mayores de 3 años; avanzar en la erradicación de todas las formas de violencia y maltrato contra la primera infancia; entre otros objetivos.