El lunes pasado ingresaron 8 mil migrantes al enclave español de Ceuta, de los cuales la mitad ya fueron devueltos a Marruecos, así lo informo el ministerio del Interior español.

Cabe mencionar que miles de personas de todas las edades, hombres, mujeres, jóvenes y niños, consiguieron cruzar la frontera hasta Ceuta, en un contexto de crisis diplomática entre Madrid y Rabat.

Es importante destacar que Ceuta y Melilla son dos enclaves españoles en Marruecos, son las únicas fronteras terrestres entre África y la Unión Europea.

Sin embargo la situación seguía siendo confusa: había grupos de personas que persistían en su intento de cruzar, mientras otras daban media vuelta, disuadidas por las fuerzas de seguridad españolas, que utilizaron gases lacrimógenos.