El líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Alejandro Moreno estará este lunes en Chiapas. Viene a reafirmar esa arenga de que el tricolor, no estaba muerto, andaba de parranda.

Esa ratificación consiste en demostrar que esa coalición diseñada para hacer frente a los simpatizantes de la 4T, regresa por sus fueros.

Alito, como es motejado el líder del tricolor  dará el espaldarazo a los candidatos de la Coalición “Va por Chiapas” en su agenda están cuatro  plazas a visitar: Tuxtla Gutiérrez, San Juan Cancuc, Tapachula y Cacahoatán.

Con una soflama de “renovación”  como promesa de cambio y de retomar el control de la política, Alejandro Moreno visita Chiapas e inicia su agenda con una conferencia de prensa desde las primeras horas de este lunes.

El dirigente del PRI ha reiterado que las elecciones de este 06 de junio, constituyen la prueba máxima de la democracia mexicana.

En esta visita, Alejandro Moreno viene a demostrar lo que afirma en sus entrevistas. Corroborar eso de que el PRI, en estas elecciones mostrará a mejor versión de todos los tiempos.

Y es que para quienes comulgan con el tricolor, afirman que la coalición “Va por Chiapas» es la respuesta a la exigencia de los chiapanecos.

De ahí que haya nacido el amor por los institutos del PAN y PRD, dejando a un lado  las abismales diferencias y así, crear un bloque que enseñara una política distinta, más renovada y según, más justa.

No se descarte que mañana en las cuatro plazas a visitar se promociones las propuestas que abanderan esta coalición: Seguro de desempleo, disminución del IVA y la agenda de impulso a la mujer.

En Tuxtla Gutiérrez el trabajo de Emilio Salazar y de Willy Ochoa han posicionado muy bien a la esta fórmula de “Vamos por Chiapas” y los ejercicios demoscópicos los colocan como los punteros para la competencia de la madre de todas las batallas.