La candidata de la coalición Morena-PT-PVEM, Marina del Pilar Ávila Olmeda, para el gobierno de Baja California presentó a la población su programa Transición hacia una Nueva Cultura Ambiental, que busca fomentar prácticas sustentables que reduzcan la contaminación de aguas.

El proyecto prohibirá que se arrojen residuos, contaminantes, basura y otras sustancias nocivas en las playas y fuentes de agua de Baja California, con el fin de proteger la vida marina, los ecosistemas y el acceso de la población a los servicios básicos de la vivienda.

En uno de sus mítines en la zona de playas de la capital Tijuana la candidata dijo que el programa busca frenar el derrame diario que asciende a cerca de 1,800 litros por segundo de aguas residuales que se vierten desde la planta de tratamiento de Punta Bandera.

También anunció que el proyecto busca impulsar actividades primarias como la agricultura, ganadería y aprovechamiento forestal pero de manera sustentable.

Marina del Pilar Ávila dijo que estas prácticas tienen un impacto negativo también en la salud de la población, aseguró que las alteraciones al el equilibrio natural debilitan los ecosistemas y permite un mayor nivel de enfermedades, favoreciendo la transmisión de virus a los seres humanos.

Hasta los últimos sondeos realizados por las casas de estudios demoscópicos, la candidata de Juntos Haremos Historial (Morena, Partido Verde y Partido del Trabajo) está arriba en la intención de voto de los bajacalifornianos, con una diferencia significativa de sus pares más cercanos, Lupita Jones y Jorge Hank.