Descubren investigadores del Departamento de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (FMUSP), que es más complicado detectar la enfermedad en los y las niñas debido a los síntomas que presentan.

En el estudio publicado el 1 de mayo se describe que si bien se desconoce la patología en los y las niñas, en quienes suele haber casos leves o asintomáticos, también se han registrado casos graves y mortales. Por ello, analizaron las autopsias de cinco menores (un niño y cuatro niñas).

Los menores que tenían entre 7 meses y 15 años, fallecieron por la enfermedad entre el 18 de marzo y el 15 de agosto de 2020.

Dos pacientes tenían enfermedades graves (carcinoma suprarrenal y síndrome de Edwards, respectivamente) antes de enfermar gravemente de COVID-19.

Mientras que tres pacientes estaban sanos previo a la infección, y tuvieron síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C), y presentaron distintos problemas como miocarditis, colitis y encefalopatía aguda con estado epiléptico.

Resultados de las autopsias

Los resultados fueron distintos entre los pacientes, los investigadores reportaron: neumonía por COVID de leve a grave; microtrombosis pulmonar, edema cerebral con gliosis reactiva, miocarditis, inflamación intestinal y hemofagocitosis.

El SARS-CoV-2 fue detectado en todas las pacientes en pulmones, corazón y riñones, mientras que en dos pacientes (quienes tenían MICS-C) se encontraron células endoteliales del corazón y del cerebro.

Así, encontraron también, por primera vez, la presencia de SARS-CoV-2 en el tejido cerebral de uno de los pacientes con MIS-C con encefalopatía aguda, así como en el tejido intestinal de un niño con colitis aguda.

Los expertos consideraron que el SARS-CoV-2 puede infectar diversos tipos de células y tejidos en el caso de los y las pacientes pediátricos. El órgano más afectado en cada uno de ellos y ellas varía según la persona, indicaron.

El estudio concluye que el COVID-19 en su forma grave en niños y niñas es poco común, pero en estas cinco pacientes se observaron dos patrones principales de esta forma de la enfermedad: una manifestación pulmonar primaria con neumonía a causa del virus (pacientes 1 y 2), y un síndrome inflamatorio multisistémico con afectación de varios órganos y tejidos (pacientes 3, 4 y 5).

También se puntualiza que este es un estudio con limitaciones, pues es un análisis de un número pequeño de pacientes; no obstante, apuntan que se demostró que el SARS-CoV-2 tiene un gran potencial invasivo y puede infectar diversos tipos de células y tejidos en los y las menores, además de que el órgano ‘diana’ varía según los individuos.