Tanto la ex presidenta del Senado, Mónica Fernández, como la coordinadora del PT, Geovanna Bañuelos, han denunciado que sus celulares fueron hackeados y sus contactos recibieron mensajes donde se les informaba de que habían sufrido un accidente, por lo que se solicitaba ayuda económica para los gastos de la atención médica.

La senadora Fernández hizo público esto a través de sus redes sociales:

 

Por su parte, la coordinadora del PT en el Senado, Geovanna Bañuelos, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México por un hackeo en su teléfono celular, declarando que confía en que las autoridades castiguen a quienes realizan este tipo de actos.