El Ayuntamiento de Aguascalientes retomará la prestación del servicio del agua potable, pues aunque implicará un mayor gasto para la administración municipal, también representan ingresos superiores a los mil millones de pesos anuales por concepto del pago del servicio, sostuvo Leonardo Montañez, candidato de la coalición Por Aguascalientes (PAN-PRD).

Sostuvo que al municipalizarse el servicio de agua potable, la autoridad tendrá dos prioridades: fijar tarifas justas para la población, “que no se cobre, lo que no se consume”; y garantizar el suministro en el mediano y largo plazo, por que hay un déficit en el acuífero.

Para ello, propuso un plan para mejorar la infraestructura hídrica, pues en la actualidad hay un enorme desperdicio del vital líquido, “de los 2,700 kilómetros de infraestructura hidráulica aproximadamente que existen, de cada 10 litros estamos perdiendo entre cuatro y cinco”; agregó que también se realizarán campañas para generar conciencia entre la población sobre la importancia del cuidado del agua.

Leonardo Montañez apuntó que también es necesario un mayor aprovechamiento de las aguas tratadas, para ello planteó la construcción de una red de líneas moradas, para que el líquido procesado en las plantas de tratamiento se utilice para regar las áreas verdes y camellones del municipio de Aguascalientes.

Recordó que el título de concesión vence en el año 2023, por lo que se debe establecer una estrategia de transición, la cual se implementará desde el primer día del próximo gobierno municipal (1 de octubre de 2021), y debe incluir propuestas económicas, jurídicas y técnicas, para que no haya un detrimento en el servicio.

Finalmente, el candidato de la coalición Por Aguascalientes estimó que para municipalizar el servicio del agua potable se va a requerir de una inversión mínima de 500 millones de pesos anuales, monto que “puede ser sostenible por la cultura de pago entre la población, pero además se buscarán recursos estatales y federales para mejorar el servicio”.