En el ejido José Maria Morelos y Pavón del municipio de Empalme, también conocido como La Atravesada, donde la ciudadanía sufre por la falta del vital líquido producto de la sobreexplotación de los mantos acuíferos, Alfonso Durazo Montaño hizo el compromiso de hacer las gestiones necesarias ante la Comisión Nacional del Agua (CNA).

Acompañado del candidato de Morena a diputado federal por el Distrito IV, Heriberto Aguilar Castillo, y del comisionado estatal del Partido Verde Ecologista, Omar Del Valle Colosio, el candidato a la gubernatura de la alianza “Juntos haremos historia en Sonora”, dijo que la crisis de explotación de la cuenca del río Mátape es el común denominador en las cuencas de todo el estado.

Ante representantes de los quince ejidos que integran la Asociación de Usuarios del Agua para Fines Agropecuarios (AUAFA) Guaymas-Empalme, y de militantes y simpatizantes de Morena y el Verde Ecologista, el senador licencia sostuvo en la plaza de La Atravesada:

“Primero tenemos que combatir la corrupción para que no haya ni una sola autorización para continuar sobreexplotando el acuífero. Vamos a revisar todas las licencias, todos los permisos, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua”.

Lamentó que en esa cuenca se explotan 125 millones de metros cúbicos al año, cuando su capacidad es de 50 millones de metros cúbicos y con una intrusión salina que oscila entre los 20 a 32 kilómetros, en detrimento de la actividad agropecuaria.

Durazo Montaño concluyó que aunque el tema sea de competencia federal, como gobernador tendrá la responsabilidad política de dar solución a cualquier problema que afecte de manera generalizada a una región o a un sector.