Luego de tomar posesión este sábado, los 84 diputados que integran la Asamblea Legislativa de El Salvador, aprobaron destituir a cinco jueces que integran la Sala Constitucional de la Corte Suprema, la primera medida adoptada por el nuevo Congreso salvadoreño, dominado por aliados del presidente Nayib Bukele.

La medida, aprobada con 64 votos a favor, 19 en contra y un ausente, habría sido adoptada contra los magistrados por votar decisiones que resultaron incómodas para Bukele, quien ya había lanzado críticas al desempeño de los jueces.

Tras aprobar retirar del cargo a los cinco miembros de la sala constitucional y a sus suplentes, acusados por la mayoría parlamentaria de haber emitido sentencias “arbitrarias”, la Asamblea Legislativa nombró inmediatamente a sus reemplazantes.

Ante esto, el presidente Bukele utilizó sus redes sociales para celebrar la decisión.