Ingenieros de la Universidad de Purdue, Estados Unidos, crearon la pintura más blanca hasta ahora, un proyecto para tratar de frenar el calentamiento global.

De acuerdo con los creadores de este invento, revestir edificios con esta pintura puede, algún día, enfriarlos lo suficiente como para reducir la necesidad de aire acondicionado.

En octubre pasado, el equipo creó una pintura ultra blanca que amplió los límites de cómo puede ser la pintura blanca, misión que han superado. La pintura más nueva no solo es más blanca, sino que también puede mantener las superficies más frías que la formulación que los investigadores habían demostrado previamente.

“Si usara esta pintura para cubrir un área de techo de aproximadamente mil pies (333 metros) cuadrados, estimamos que podría obtener una potencia de enfriamiento de 10 kilovatios. Eso es más potente que los acondicionadores de aire centrales que usan la mayoría de las casas”, declaró Xiulin Ruan, profesor de ingeniería mecánica de dicha institución.

La extrema blancura de esta pintura se debe a dos características: la concentración muy alta de la pintura de un compuesto químico llamado sulfato de bario que también se usa para hacer que el papel fotográfico y los cosméticos sean blancos y que las partículas de sulfato de bario tienen diferentes tamaños en la pintura.