La Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF) esta en desacuerdo con las modificaciones que han sido aprobadas por el Senado a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, manifestando que violentan diversos principios constitucionales con efectos expropiatorios y transgreden diversos tratados internacionales de los que México es parte.

Es importante dar a conocer que los cambios aprobados  no afectan el plazo de los permisos actuales, ya que algunos de 50 años, la AMF consideró que el modificar el término para la renovación de las concesiones ferroviarias, que iba de 50 años a 35 años  “vulnera derechos adquiridos” y tiene “efectos expropiatorios”.

Cabe mencionar que la Asociación Mexicana de Ferrocarriles desaprueba el control de precios y esta deberá de ser  cada dos años y previa opinión de conveniencia que la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) emitirá “de manera discrecional”, acusaron las empresas ferrocarrileras.

Así también acuso que las sanciones que las sanciones pueden ir del 5 al 10% y que se sobrerregula al sector ferroviario frente a otro tipo de transporte.