En días pasados, el líder sindical de trabajadores del Estado, manifestó que no habrá regreso de labores de manera presencial, si antes no reciben la vacuna de Covid-19. Así mismo señalo que el regreso a los centros de trabajo tendría que ser gradual, iniciando entre 20 y 30 por ciento del cerca de un millón 200 mil trabajadores.

En entrevista con Radio Formula, Ayala menciono que “Es un condicionante: no podemos aceptar nuevo riesgo porque la historia nos ha indicado que los trabajadores tienen todo el derecho de ser protegidos”.

Cabe destacar que el líder sindical agregó que hasta el momento, representantes del Gobierno federal no han convocado al sindicato a un diálogo para estudiar este tema.

Nuevamente apuntó que “La verdad de la situación es que nosotros no queremos provocar una acción radical de los trabajadores del país porque, en última instancia, ellos se pueden oponer al regreso si no hay las garantías”.