Durante la pandemia a causa del Covid-19, y con ello el entorno laboral y profesional se experimentaron cambios que marcan un antes y un después en la historia de la tecnología digital, razón por la que empresas y negocios de todas las industrias requieren perfiles profesionales preparados para responder ante las nuevas necesidades de integración digital.

Cabe mencionar que los equipos de trabajo buscan capital humano cada vez más digitalizado, con competencias profesionales más especializadas, con técnicas y capacidades personales estrechamente relacionadas con la adaptación al cambio constante, debido a que es posible que sectores profesionales muy consolidados desaparezcan para evolucionar hacia nuevas oportunidades de negocio.

Es importante destacar que las habilidades profesionales permitirá tener una óptima sensibilidad tecnológica, es decir, ser capaz de convertir datos en inteligencia empresarial; liderar, guiar y motivar a los equipos de trabajo; fomentar la cultura corporativa digital y obtener nuevos éxitos en un contexto de cambios continuos.