• La fiscalía rumana le imputa a Tudor delitos de intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada.

El juez Octavo de Distrito en el estado de Quintana Roo, con residencia en Cancún, Julio César Ortiz Mendoza, otorgó una suspensión provisional contra la orden de aprehensión a Florian Tudor, “El Tiburón”, presunto líder de la llamada mafia rumana o Banda de la Riviera Maya.

Desde marzo pasado un tribunal de Bucarest libró una orden de aprehensión contra el rumano, al aceptar la solicitud de arresto preventivo de la Dirección de Investigación del Crimen Organizado y Terrorismo (DIICOT).

Al enterarse que es buscado, Tudor tramitó un amparo contra cualquier orden de aprehensión y este martes le fue concedida la suspensión provisional contra la deportación, la aprehensión y otros actos privativos de la libertad.

La fiscalía rumana le imputa a Tudor delitos de intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada, hechos por los que seis de sus colaboradores fueron condenados a penas de entre tres y 10 años de prisión.