• Más de 300 personas fueron dispersadas de un evento sonidero en la colonia Los Sauces, donde vendían bebidas alcohólicas.

Más de 300 personas, en su mayoría jóvenes y menores de edad, fueron dispersadas de un evento sonidero en la colonia Los Sauces, donde vendían bebidas alcohólicas y cuyos participantes no acataban las recomendaciones sanitarias para prevenir la propagación del Covid-19.

En el operativo fueron detenidas ocho personas que fueron remitidas a la Oficialía Conciliadora municipal por alteración del orden público, considerado como una falta administrativa.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus hace más de un año, por instrucciones del alcalde Fernando Vilchis Contreras, el gobierno municipal ha realizado 480 operativos para desactivar reuniones, en los cuales se ha desalojado a cerca de 10 mil asistentes.

Durante los operativos realizados el pasado fin de semana para evitar la venta irregular de bebidas alcohólicas y la congregación de personas, autoridades de Ecatepec suspendieron cinco establecimientos que funcionaban de manera irregular, sin contar con las autorizaciones requeridas y sin aplicar medidas sanitarias para prevenir contagios de coronavirus.

La noche del viernes fueron suspendidos dos bares ubicados en avenida Circunvalación, colonia Jardines de Santa Clara; uno de ellos, con razón social “Club Charly”, había sido sancionado recientemente y reabierto de manera irregular.

También fueron suspendidos el bar “Ula”, ubicado en avenida Libertadores de América, en el fraccionamiento Las Américas, y un local de “micheladas” localizado en la misma comunidad.

La noche del sábado, las autoridades municipales dispersaron el evento sonidero que reunió a unos 300 jóvenes en la colonia Los Sauces, muchos de los cuales ingerían bebidas alcohólicas y no contaban con medidas sanitarias para prevenir la propagación del Covid-19, sobre todo el uso de cubrebocas.

Un grupo de asistentes se negaban a retirarse el lugar, por lo que intentaron agredir a los servidores públicos y fueron detenidos por elementos de Seguridad Pública y Tránsito municipal.

A 200 metros de ese lugar fue desactivada otra fiesta familiar donde se encontraban reunidas cerca de 30 personas, también sin cumplir las medidas sanitarias.