Se reporto la muerte de 80 personas en un nuevo ataque del ejército de Myanmar, que se conoció el sábado, mientras el propio embajador del país ante Naciones Unidas pidió una “acción enérgica” contra la junta que reprime a los manifestantes.

Cabe señalar que Myanmar, está sumida en el caos desde que los militares derrocaron a la líder civil Aung San Suu Kyi en febrero. Los manifestantes se niegan a someterse y exigen la vuelta a la democracia.

Así mismo tras más de dos meses de gobierno militar, los esfuerzos por verificar las muertes y confirmar las noticias sobre la represión se ven limitados por el corte de internet de la junta.