Ante el incremento de la migración irregular y las crisis fronterizas que viven México y Estados Unidos, ambos gobiernos acordaron fortalecer los mecanismos bilaterales con la finalidad de combatir a las redes transnacionales de traficantes de personas que arriesgan la seguridad de los migrantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, y determinaron reforzar los mecanismos para compartir inteligencia contra las redes de tráfico de personas.

Durante dicha conversacón, Estados Unidos señaló que se profundizó la relación entre ambas naciones para contrarrestar el contrabando humano y trata de personas.

Por su parte, el gobierno mexicano señaló que también se abordaron temas para atender el fenónemo migratorio, como la promoción de una migración ordenada, regular y segura, con especial énfasis en los menores de edad.