Durante el pasado fin de semana, se hizo viral un hecho ocurrido durante las aplicaciones de vacunas contra covid-19 en la Ciudad de México, específicamente en la delegación Gustavo A. Madero.

Una joven denunció vía Twitter que en la sede Escuela Nacional de Ciencias Biológicas Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN), una enfermera engañó a su familiar simulando la inyección del fármaco de Sputnik V, cuando la jeringa estaba completamente vacía.

Al respecto, el presidente López Obrador declaró que “hay que ver si no es un montaje”, pues los medios de comunicación cubrieron la nota con alcance nacional, pero nunca se indagó más allá de lo presentado en video, pues relató que después de que los familiares se percataron del intento de engaño, se realizó la vacunación de forma normal y correcta.

Además agregó:

“¿No les parece grave? (…) Yo conozco un periodista y un canal de televisión que era especialista en montajes, entonces no les tengo confianza, me llamó la atención. Salió en todos los medios, como dicen los abogados, aceptando sin conceder de que fue real de que se equivocó la señora, lo hizo de mala fe, quiso engañar”.

El presidente tampoco aclaró el progreso de las investigaciones o si ya se esclareció si la enfermera cometió un accidente o lo hizo de mala fe, pero también dijo:

Yo lo que quise subrayar es cómo convierten en noticia de ocho columnas, un asunto como este, y es por afectarnos a nosotros nada más, porque los medios, con honrosas excepciones, están en contra de nosotros así de claro entonces andan buscando la paja o la podrida”