Los restos mortales de Victoria Esperanza Salazar, la mujer asesinada por policías en el balneario mexicano de Tulum, partieron esta mañana del aeropuerto internacional de Cancún, Caribe mexicano, acompañados de sus dos hijas, su madre y hermano para regresar a su país natal.

A través de su cuenta de Twitter, la Secretaría de Gobernación informó que, gracias a la coordinación de diversas dependencias, los restos de Victoria fueron devueltos a El Salvador, donde podrá ser despedida por su familia y amigos.

El traslado inició alrededor de las cinco de la mañana desde una funeraria en Tulum, a unos 130 kilómetros de Cancún, y tras dos horas de trayecto la carroza ingresó a la zona de aduanas de la terminal aérea para realizar los tramites de rigor.

Cabe mencionar que este sábado vence el plazo para que se defina la situación de los cuatro policías que participaron en la muerte de la mujer.