Los drones cada vez tienen más presencia en nuestra sociedad, no solo en el ambiento del ocio, sino también profesional pues las empresas se han dado cuenta de las soluciones que pueden aportar estas aeronaves no tripuladas. La última en hacerlo ha sido Samsung, aunque sorprendentemente no lo ha aplicado en su mercado local ya que se ha decantado por Irlanda, donde ya reparte móviles a domicilio sin contacto.

Dado que la firma coreana es una de las más importantes en su ámbito y sus teléfonos inteligentes son conocidos prácticamente en todo el planeta, la inversión en el desarrollo de nuevas tecnologías es casi obligatoria. Eso implica no solo crear novedosas funciones para sus teléfonos, sino también perfeccionar cada pequeño paso desde el momento en que un dispositivo sale de las líneas de montaje hasta el instante en que aterriza en manos del comprador.

Y esta última etapa es la que Samsung ahora está tratando de revisar por completo, ya que la compañía se asoció con Manna para enviar teléfonos a los clientes en Irlanda utilizando nada más que drones. Tan solo hará falta solicitar un dispositivo Samsung Galaxy como, por ejemplo, los S21, Tab S7, Watch 3 o Buds Pro, de la tienda online de la marca y el pedido se procesará en cuestión de minutos. Gracias a los drones personalizados de grado aeroespacial construidos por Manna, el cliente recibirá su producto en no menos de tres minutos.