El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador deben observar el orden constitucional.

Además, no deberá difundir mensajes que “contengan elementos dirigidos a influir en las preferencias electorales o en la opinión pública durante los procesos electorales federal o local”.

Así mismo, los magistrados han coincidido en que, aunque las conferencias matutinas del mandatario son un nuevo modelo de comunicación que comprende información de interés público, ésta debe respetar las restricciones en materia de propaganda gubernamental, así como de la observancia a los principios de promoción personalizada de las y los servidores públicos y neutralidad en el uso de los recursos de la misma naturaleza.