En los últimos días, la confrontación entre Morena y el Instituto Nacional Electoral ha sido el centro de atención de propios y extraños de cara al proceso electoral del 6 de junio.

En esta ocasión, Mario Delgado Carrillo y líder nacional de Morena organizó un mitin improvisado afuera de las instalaciones del INE como signo de protesta después de que en días anteriores el órgano electoral decidiera retirar las candidaturas de Félix Salgado Macedonio y de Raúl Morón a las candidaturas de Guerrero y Michoacán respectivamente.

Desde su reunión improvisada, Delgado Carrillo hizo un llamado a los militantes de Morena y reiteró su intención de realizar una “resistencia civil pacífica” y acusó al INE de ver fallas en su partido pero no en campañas del PRI o el PAN en el pasado, por lo que respaldó todas las movilizaciones y actividades políticas que se anuncian en Chilpancingo, Guerrero, para respaldar al aspirante a candidato morenista al gobierno local, Salgado Macedonio.