Durante la conferencia diaria sobre el reporte del estado de la pandemia por Covid-19 en México, Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) dio a conocer las cifras oficiales del progreso del Plan Nacional de Vacunación.

Hasta el día de ayer, los datos indican que a nuestro país han llegado 12 millones  821 mil 945 dosis de vacunas anticovid desde el pasado 23 de diciembre de 2020, de las cuales se han aplicado un total de 254 mil 821 en todo el país, así lo indican datos oficiales recabados hasta las 16:00 horas del día de ayer.

La estrategia de inmunización implementada por la 4T ha logrado aplicar hasta el momento 7 millones 404 mil 912 de vacunas desde el 24 de diciembre de 2020, sin embargo existe un 0.06 % de vacunas que no pudieron ser aplicadas por que su manejo no fue el apropiado, o bien, los insumos necesarios para ser aplicadas no se encontraron en el lugar y hora contemplados y todas esa vacunas tuvieron que ser desechadas, dando un total de 4,533 dosis arruinadas.

Sin embargo, de este dato proporcionado por la 4T, quedan fuera las 4,680 vacunas que el gobierno de Nuevo León rechazó y devolvió a la administración federal. El titular de la Secretaría de Salud de aquel estado, Manuel de la O, informó el pasado 9 de marzo que las vacunas llegaron a la entidad en hieleras pero a una temperatura mucho mayor de la que deberían tener para no comprometer su seguridad y eficacia.

En aquella conferencia también se afirmó que la misma situación se había reportado al menos en otros tres estados; Michoacán, Jalisco y Tamaulipas, sin embargo, jamás existió un pronunciamiento oficial al respecto por parte de esos gobiernos y las vacunas provenientes del mismo lote producido por Sinovac fueron aplicadas sin novedades.

Los gobiernos estatales siguen a la espera de que la federación proporcione más vacunas para seguir inmunizando a la población, sin embargo, las cifras oficiales de vacunas perdidas en México varían dependiendo de a qué instancia se le pregunte, lo que es indudable es que tanto México como el mundo están expectantes de las vacunas y, por lo tanto, los datos reales sobre las vacunas desperdiciadas quizás jamás logren ver la luz…