El UFC Apex se vivió la noche de este sábado y quizás será la última pelea de campeonato celebrada sin público, pero fue una pelea espectacular que se resolvió vía nocaut cortesía del peleador camerunés.

Francis Ngannou venció con un espectacular nocaut al estadounidense Stipe Miocic en la función estelar de la cartelera UFC 260. Durante el segundo asalto, Ngannou conectó una serie de golpes que hicieron perder el equilibrio a su rival de origen croata, hasta que de un explosivo zurdazo lo derribó en la lona.

Ya en el piso, el camerunés aún conectó un derechazo, sin embargo, el referí interfirió dando así la victoria por nocaut efectivo a Francis.