Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro está ayudando a calmar el ambiente nacional con respecto a la violencia, pues permite que los suscritos al programa se capaciten para tener un empleo y así generar ingresos que impidan que puedan engancharse con el crimen organizado.

Desde San Pedro, Coahuila, el mandatario del ejecutivo dijo que para su gobierno este es un tema de prioridad porque atiende al llamado sector de “ninis” que fuera discriminado y olvidado durante las administraciones pasadas.

“Tenemos que jalar a los jóvenes, atraer a los jóvenes, garantizarles el derecho al estudio y al trabajo, así es como vamos a ir serenando al país garantizando la paz y la tranquilidad, no solo con medidas coercitivas”, dijo AMLO.

Explicó también que la política de seguridad en su gobierno está enfocada en atacar la principales causas que originan la violencia en el país como lo es el abandono de la juventud, el empobrecimiento del pueblo y la pérdida de valores morales, espirituales y culturales.

Según Luisa María Alcalde, secretaria de trabajo, a la fecha han participado en el programa 1 millón 700 mil aprendices, de los cuales, 411 mil se encuentran en capacitación. Los aprendices perciben una beca total de $4,310.00 mxn para el 2021.