• ​La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural reactivó el Dispositivo Nacional de Emergencia de Sanidad Vegetal (DNE) para continuar las labores de erradicación de la mosca del Mediterráneo.
  • ​Las medidas fitosanitarias impactan positivamente en 1.9 millones de hectáreas de productos hortofrutícolas con un valor comercial de casi 129 mil millones de pesos.

Técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural suprimieron tres mil 72 entradas de la mosca del Mediterráneo Ceratitis capitata en la frontera con Guatemala, derivado de la implementación del Dispositivo Nacional de Emergencia de Sanidad Vegetal (DNE) en 35 municipios de Chiapas.

Con ello, al cierre del 2020 se logró la erradicación de 86.3 por ciento de las detecciones transitorias que se han presentado en la zona fronteriza de los estados de Chiapas y Tabasco con Guatemala.

Para conseguir este objetivo, técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) aplicaron medidas fitosanitarias extraordinarias y regularon la movilización de alimentos vegetales a través de nueve Puntos de Verificación e Inspección Interna (PVI) y cuatro Puntos de Verificación e Inspección Federal (PVIF).

Durante 2020, Senasica mantuvo en operación permanente más de 16 mil trampas en Chiapas y tres municipios del sur de Tabasco, a las cuales se realizaron 603 mil 112 revisiones y se colectaron 34 mil 920 muestras de frutos hospedantes.

Con el trampeo, los especialistas identificaron que el mayor número de incursiones se concentró en el área cafetalera, por lo que las acciones de control orgánico, mecánico y biológico se dirigieron principalmente a esa área.

Se instalaron 293 mil 343 estaciones cebo, las cuales utilizan atrayentes específicos a base de proteína de origen animal para atrapar a las moscas. Adicionalmente se destruyeron 722 mil 364 kilogramos de frutos hospedantes de la plaga.

El personal técnico llevó a cabo aspersiones con 374 mil 273 litros de producto orgánico en 161 mil 676 hectáreas de forma terrestre y en 31 mil 971 hectáreas vía aérea.

El Senasica liberó vía aérea 23 mil 718 millones de moscas del Mediterráneo estériles y 83 millones vía terrestre, las cuales fueron producidas en las plantas de cría y esterilización de Moscamed, ubicadas Metapa de Domínguez, Chiapas, y El Pino, Guatemala.

También, como método de control biológico, dispersó mil 40 millones de avispas parasitoides Diachasmimorpha longicaudata, las cuales son enemigas naturales de la mosca del Mediterráneo.

Por su parte, oficiales de inspección verifican que todos los embarques comerciales de frutos estén acompañados del Certificado Fitosanitario de Movilización Nacional, Certificado Fitosanitario para la Importación o Certificado Fitosanitario Internacional para la exportación, según corresponda, con la finalidad de garantizar que están libres de la plaga.

Asimismo, inspeccionan el transporte público de pasajeros y de carga, así como vehículos particulares, para verificar que no contengan frutos susceptibles a estar afectados por la plaga, con lo cual se evita su diseminación.

Para realizar estas labores, el organismo de la Secretaría de Agricultura ha contado con el apoyo de productores hortofrutícolas, el Comité Estatal de Sanidad Vegetal y con autoridades del estado de Chiapas.

El 21 de septiembre de 2020 el Gobierno de México activó el DNE y el 16 de marzo de 2021 amplió su vigencia, para lo cual la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural publicó su reactivación en el Diario Oficial de la Federación, con la finalidad de continuar las labores fitosanitarias iniciadas el año anterior.

Con el acuerdo, la dependencia federal tiene la posibilidad de intensificar acciones fitosanitarias de emergencia, con el objetivo de que México mantenga el estatus de país libre de esta plaga que afecta el cultivo, movilización y comercialización de más de 250 especies hortofrutícolas.

México es considerado país libre de esta plaga desde hace más de 30 años, estatus ratificado el 6 de septiembre de 2018, por lo cual, en apego a los estándares establecidos a nivel internacional, el Senasica opera el trampeo preventivo contra moscas exóticas de la fruta en el marco del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica Fitosanitaria.

La emisión de la declaratoria salvaguarda la producción de los agricultores del país, que cultivan en más de 1.9 millones de hectáreas los principales productos hortofrutícolas hospedantes de la plaga, como aguacate, café, calabacita, chile verde, durazno, guayaba, mango, manzana, melón, naranja, papaya, pepino, tomate rojo y uva, con una producción anual de 21 millones de toneladas y valor comercial estimado en 128 mil 680 millones de pesos.