SpaceX lanzó 60 satélites Starlink esta mañana desde Cabo Cañaveral en Florida. Se utilizó un Falcon 9 que se empleó en cinco lanzamientos anteriores.

Se trata de la cuarta misión de este tipo en menos de un mes: se enviaron 60 satélites el 4, 11 y 14 de marzo respectivamente. Así ya se sumaron 240 a esta constelación en apenas 3 semanas. En 2020 se pusieron en órbita 1.500 y el plan es llegar hasta 10 mil o más.

La empresa tiene la intención de brindar cobertura de internet satelital a nivel mundial desde Starlink, especialmente en zonas donde la cobertura es mala o no llega por cuestiones de infraestructura.

Cada satélite pesa 260 kg, son planos y cuentan con cuatro potentes antenas para las transmisiones por internet. También tienen láseres que conectan cada satélite con otros cuatro en órbita. Por último, incluyen propulsores de iones que utilizan gas kriptón. Esto les permite permanecer en órbita más tiempo incluso a estas distancias más bajas de la Tierra.

La compañía actualmente ofrece velocidades entre 50 y 150 Mbps, y Musk anunció recientemente que las velocidades llegarán a 300 Mbps. Para tener una idea de lo que esto implica hay que tener en cuenta que el promedio mundial de descarga de banda ancha fija en 2020 fue de 80,4 Mbps en tanto que la velocidad de la banda ancha móvil fue de 43,9 Mbps durante el cuarto trimestre del año.

Por otra parte, Musk dijo que la latencia bajará a uno 20 ms a finales de este año. Los satélites de Starlink están más de 60 veces más cerca de la Tierra que los satélites tradicionales, lo cual resulta en una latencia más baja y la capacidad de soportar servicios que normalmente no es posible con internet por satélite tradicional, destaca la compañía en su página web.

Por lo pronto, la empresa ofrece un servicio beta inicial tanto a nivel nacional como internacional, y continuará expandiéndose hasta alcanzar una cobertura casi global del mundo poblado en 2021.

Al contratar el servicio se recibe una pequeña antena parabólica que el cliente debe instalar para acceder al servicio cuyo costo es de USD 99 por mes, en tanto que el equipo cuesta USD 499 (tarifa única). Musk dijo que la idea es reducir el valor una vez que se logre recuperar la inversión inicial.