El presidente de México recibió esta mañana a Luis Arce, presidente de Bolivia, siendo este su primer viaje oficial como mandatario de aquella nación. Sus intenciones son las de fortalecer las relaciones bilaterales.

Desde Palacio Nacional, la ceremonia comenzó con los himnos de ambos países y se espera que más tarde  sostengan una reunión privada para después dirigirse al Bosque de Chapultepec y depositar una ofrenda en el Altar a la Patria.

En la, ya tradicional, conferencia matutina, ambos mandatarios fueron partícipes y López Obrador calificó como una “hazaña” del pueblo boliviano el haber recuperado la democracia. Por su parte, Luis Arce afirmó que ellos nunca olvidarán la solidaridad de la sociedad y el gobierno mexicano tras el golpe de Estado de noviembre de 2019 en su país.

Ambos mandatarios destacaron la intención de restablecer las relaciones de cooperación entre ambas naciones.

“Nuca vamos a olvidar la solidaridad del pueblo mexicano, nunca lo vamos a olvidar, siempre vamos a mantener en un lugarcito de nuestros corazones, todos los que hemos sufrido persecución política y gracias al apoyo del pueblo boliviano, recuperamos la patria, la democracia en las urnas en octubre de 2020”, expresó el presidente Luis Arce.

La visita oficial tendrá una duración de cuatro días y se da en el marco del 109 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones. Entre los temas de la agenda que se tratarán sobresalen el alivio de la deuda externa, la importancia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para la integración de los pueblos y el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la región.