La compañía estadounidense Apple vuelve a la polémica después de entrar en un conflicto legal con la autoridades de Brasil involucradas con la protección al consumidor. En meses anteriores, la compañía anunció que la versión 12 de iPhone sería comercializada sin un cable cargador para el dispositivo, esto justificado en sus intenciones de reducir el impacto ambiental de sus productos.

Según las fuentes de Tilt y MacRumorsen el estado de Sao Paolo, Brasil, multó con la cantidad de $10,550,000 BRL , que equivale aproximadamente a $1.9 millones de dólares, por distribuir el iPhone 12 sin cargador, por ir en contra del código de defensa del consumidor de aquel país.

Sin embargo, Apple ya había sido advertido acerca de los planes de la autoridades brasileñas desde diciembre pasado y en respuesta, simplemente notificaron sobre las razones ambientales que les motivaban a dicha decisión; el argumento principal es que no incluir el cargador reducirá emisiones de CO2 y minería por materiales raros. También aseguró que varios consumidores ya tienen cargadores.

Sin embargo, la explicación no fue suficiente para poder librar el castigo de las autoridades. Hasta el momento Apple no ha hecho ninguna declaratoria acerca de la situación, también se desconoce si apelarán la decisión para evitar la multa.