• En el Estado de México cada año se registran 15 mil nuevos casos de este padecimiento.
  • El acompañamiento psicológico es determinante para afrontar el diagnóstico y las implicaciones del tratamiento.

La diputada Lilia Urbina Salazar propuso, en nombre del grupo parlamentario del PRI en el Congreso estatal, incorporar a los servicios de salud pública que otorga el gobierno del Estado de México, terapia psicológica a las personas que padezcan diabetes, y brindar de manera permanente el tratamiento requerido.

La legisladora dijo que de acuerdo con datos del Instituto de Salud del Estado de México, anualmente 15 mil personas son diagnosticadas con diabetes, mientras que en el país esta enfermedad es padecida por 8 millones 600 mil personas, de las cuales, una de cada tres sufre de depresión asociada a esa enfermedad.

La legisladora señaló que cuando las enfermedades crónico-degenerativas, como el cáncer y la diabetes, se conjugan con padecimientos psicológicos como la depresión, existe una mayor afectación a nivel personal, familiar, social y laboral.

Además, según estudios publicados por la Gaceta Mexicana de Oncología, estas combinaciones generan una mayor morbilidad, prolongadas estancias hospitalarias, menor apego al tratamiento de la enfermedad y una mayor incapacidad para superarla.

Por ello, indicó, es importante que los diversos niveles de gobierno impulsen políticas públicas encaminadas a enfrentar las afectaciones psicológicas de estas enfermedades, pues aun cuando en el Código Administrativo ya se encuentra establecida la obligación de brindar servicios de salud mental para algunos padecimientos, es importante llevar a cabo una reforma que fortalezca los alcances de este servicio, pues, el acompañamiento psicológico es determinante para afrontar un diagnóstico y las implicaciones del tratamiento médico.

La iniciativa fue remitida a dictamen de la Comisión de Salud, Asistencia y Bienestar Social.