Corresponde al banco la carga de la prueba y acreditar que se cumplieron con todos los procedimientos de identificación del usuario al que se atribuye la transacción, así lo determino la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Así mismo los ministros de la sala conforme a las Disposiciones de Carácter General aplicables a las Instituciones de Crédito, emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, determinaron que ninguna transacción electrónica debe darse por fiable hasta que se cumplan ciertos requisitos.

Cabe mencionar que los requisitos son los siguientes: que el mecanismo de autenticación correspondía al de la cuantía y formato de la operación, la emisión del comprobante y notificación oportuna al usuario de la operación respectiva, y el debido seguimiento de los plazos establecidos para el registro de una cuenta destino del recurso transferido.

La decisión de la Primera Sala sentará jurisprudencia, es decir, que su criterio deberá ser seguido en casos similares que se resuelven en todos los juzgados y tribunales del país.