• Durante 2020 cerraron 280 escuelas privadas en el Edomex y este año podrían cerrar 100 más.
  • Propone que se otorguen apoyos en impuesto sobre nómina, predial y agua potable.

La diputada Karla Leticia Fiesco García propuso, en nombre del grupo parlamentario del PAN en el Congreso local, implementar un esquema de estímulos fiscales sobre impuestos y derechos estatales y municipales a favor de escuelas privadas, que también beneficie al estudiantado y profesorado, afectados por la pandemia.

La iniciativa de reforma a la Ley de Educación y al Código Financiero del Estado de México y Municipios plantea que se condone o exima total o parcialmente de obligaciones como el impuesto sobre nóminas y asimilables, así como los derechos por servicios prestados por la Secretaría de Educación y el Organismo Público Descentralizado denominado Servicios Educativos Integrados al Estado de México.
También plantea que los municipios les otorguen estímulos fiscales con bonificaciones de hasta 50% sobre el impuesto predial y los derechos por suministro de agua potable, drenaje y alcantarillado.

Karla Fiesco detalló que, de acuerdo con la asociación de Escuelas Particulares del Estado de México, en 2020 cerraron 280 planteles privados de todos los niveles educativos por falta de matrícula y que durante este año se corre el riego de que 100 más cierren sus puertas, lo que significaría que cinco mil alumnos migrarían a escuelas públicas y que cuatro de cada 10 maestros de 48 mil escuelas particulares pierdan su empleo.

Dijo que a pesar de la disminución de la matrícula hasta en 40%, las escuelas privadas siguen cumpliendo con sus obligaciones fiscales, por lo cual piden compresión y apoyo de las administraciones para subsistir en esta severa crisis.

Conforme la iniciativa remitida para su dictamen a las comisiones de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Planeación y Gasto Público y de Finanzas Públicas este apoyo solo podría otorgarse cuando se presenten situaciones extraordinarias en materia de salubridad general o cuando se expida una declaratoria de emergencia por desastres naturales que afecte gravemente la economía e implique la disminución de la matrícula escolar y el cierre de escuelas particulares.