Mónica Aspe Bernal, recien nombrada como CEO de AT&T México  y siendo la primera vez que una mexicana lidera las operaciones de este gigante de las telecomunicaciones en el país, habló de la importancia de las mujeres para la reactivación económica.

“Si bien el covid-19 ha tenido más efecto de salud en los hombres, las mujeres han sido las más afectadas económicamente”, afirmó Aspe, en una conferencia magistral organizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a propósito del Día Internacional de la Mujer.

Como experta en el sector de tecnología aseguró que las mujeres son pieza clave para reactivar la economía luego de los estragos ocasionados por el covid-19.

Aspe recalcó que sólo el 38 por ciento las mujeres dentro de la población económicamente activa tiene un empleo. Además, el 62 por ciento de los trabajos que se perdieron en 2020 fueron de mujeres.

“Reactivar la economía es un tema de enorme importancia, América Latina es una de las regiones más afectadas tanto en el tema de salud como en el económico”, dijo. Y, en la recuperación, es necesario incluir a las mujeres.

No obstante, durante la reapertura de los negocios y la reactivación económica, hay una tendencia a la precarización de los trabajos para las mujeres, ya que estos se dan más frecuentemente en la informalidad. “Esto se agudiza cuando se suman las desigualdades existentes de género”, apuntó.

“Históricamente sabemos que las mujeres se enfrentan a un mayor trabajo no remunerado, ellas ocupan 2.5 horas más que los hombres en trabajos domésticos”, aseguró.

Para Aspe, las tecnologías nos dan la oportunidad de emparejar y de cerrar brechas, pues ayudan a optimizar el tiempo y ser productivos, lo que permite separar la vida laboral de la familiar. Por eso, recalcó, es primordial que cada vez más las niñas desarrollen habilidades tecnológicas y que quieran estudiar carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés).

Actualmente, de cada 10 egresados de ingeniería, sólo dos son mujeres. “La verdadera recuperación económica debe darse en términos de igualdad de género para compensar el mayor impacto desigual que sufrieron las mujeres. Gobierno, empresas y sociedad civil necesitamos ser incluyentes e inclusivos”, concluyó.