La Organización Mundial de la Salud dio a conocer que ha aprobado el uso de emergencia de la vacuna desarrollada por la firma Janssen, perteneciente al grupo Johnson & Jonhson  en todos los países y para su programa COVAX.

“Cada nuevo instrumento, seguro y eficaz, contra el COVID-19 es un paso más hacia el control de la pandemia”, comentó el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La decisión fue tomada después de que la Agencia Europea de Medicamentos autorizará el uso de la vacuna estadounidense.

Cabe mencionar que los ensayos clínicos de la vacuna de J&J han demostrado un 72% de eficacia contra el coronavirus en Estados Unidos, e incluso un 85,9% de eficacia contra las formas graves del COVID-19.