El quarterback Tom Brady llego a un acuerdo con los Buccaneers de Tampa Bay para una extensión de contrato por cuatro temporadas que se anula después de un año, indicaron fuentes a ESPN.

La extensión de Brady ahorra 19 millones de dólares contra el tope salarial de este año a los Buccaneers, de acuerdo a las fuentes.