Isela Vega, uno de los mayores símbolos del cine mexicano, murió este martes a los 81 años de edad a causa de un cáncer que enfrentaba, según informaron familiares.

“Mujer trasgresora de nuestro cine; actriz, guionista, productora y directora de historias poderosas”, según definió el Instituto Mexicano de Cinematografía, desde muy jovencita despuntó por su enorme belleza y carácter recio.

Originaria de Hermosillo, Sonora, Isela Vega Durazo fue la primera actriz latinoamericana en aparecer en 1974 en la edición estadounidense de la revista Playboy, lo que en la época de los 60 y 70 le valió calificativos que demeritaban su labor histriónica.

La maravillosa libertad con la que siempre se mostró en la vida y el no temer a expresar sus opiniones, además de sus representaciones en la llamada época hippie, la llevaron a ganar múltiples titulares.

Isela Vega sostuvo apasionados romances, principalmente con dos de sus parejas: el actor Jorge Luke y el cantante Alberto Vázquez, de quienes tuvo una hija y un hijo, Shaula Vega y Arturo Vázquez, respectivamente.

La protagonista de cintas como Las pirañas aman en cuaresma (1969), El llanto de la tortuga (1975), La india (1976), La ley de Herodes (1999), entre muchas, nació el 5 de noviembre de 1939 en Hermosillo, Sonora.

Su trabajo más reciente fue en la segunda temporada de la serie de Netflix, La Casa de las Flores, como la abuela Victoria.