• El ombudsperson Jorge Olvera García dio la pincelada final a la obra que rinde homenaje a la defensa del derecho a un ambiente sano.
  • El ombudsperson Jorge Olvera García acompañó a la pintora Julieta Becerril al momento de dar la pincelada final a su obra “Homero”, el mural que atavía la entrada al edificio del Centro de Estudios de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), en homenaje al ambientalista Homero Gómez, defensor de las mariposas monarca.

El mural, explicó la joven artista, representa la lucha que ha significado la protección de los santuarios de la mariposa monarca en los bosques del Estado de México y Michoacán, donde miles de árboles de pino oyamel son totalmente cubiertos por mariposas de color amarillo y negro.

La representación de la lucha ambiental contenida en “Homero” incluye elementos artísticos y gráficos de la cultura náhuatl; al centro de la obra se distingue un papalote (“papalotl”, mariposa), que funge como hilo conductor entre la lucha de Homero Gómez y el derecho al medio ambiente sano.

Así, al trazar la línea azul, el presidente de la Codhem cerró de forma simbólica el ciclo de tres semanas de trabajo artístico durante el cual Julieta Becerril Valdés dio forma, pincelada tras pincelada, a esta obra de mediano formato que permanecerá en la Codhem como un recordatorio del valor del medio ambiente en la vida digna y sana de las personas.

La muralista dijo que el arte es un lenguaje tan universal y tan importante en la vida de las personas como los derechos humanos; por ello “en la Codhem se abren espacios para crear obras como ésta, que visibilizan el trabajo de personas que, como Homero Gómez González -asesinado en 2019-, buscan el respeto y la preservación de los recursos naturales”.