Primera línea – Impostergable justicia para las mujeres; reacción violenta de colectivos feministas ante indolencia del Gobierno

Sus demandas son legítimas, sus protestas también, la exigencia de justicia y castigo a los responsables de la violencia feminicida de 510 asesinatos de mujeres en Oaxaca, es impostergable, pero en lo único en que jamás estaremos de acuerdo con algunos colectivos feministas es en el daño que causan a terceros que nada tienen que ver con su lucha.

Prácticamente se les ha hecho costumbre que cada año en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, salen a las calles para marchar, pero durante su protesta registran vandalismo, porque no se le puede llamar de otra manera a lo que han hecho en la capital oaxaqueña, el saldo de los daños es incuantificable.

 

Ventanales de instituciones bancarias rotos, cajeros automáticos destruidos a martillazos, tiendas departamentales tampoco escaparon al vandalismo, al igual que recintos religiosos como la Capilla de San Cosme, ubicado en las calles de García Vigil e Independencia, en donde se adentraron y rompieron puertas, quemaron oficios y un asiento de madera en medio de una de las calles.

Podrán no estar de acuerdo con las religiones, pero deben respetar las creencias, las instituciones religiosas también merecen respeto, ese vandalismo no forma parte de la verdadera lucha feminista, la han desvirtuado completamente.

Se entiende la rabia, la impotencia de muchas mujeres porque no es para menos como lo han gritado cientos de veces: ¡Nos están matando!…¡Nos están jodiendo!, y sí han sido gritos en el desierto, porque desafortunadamente el Estado, y los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y de Alejandro Murat Hinojosa, no las voltean a ver. Son indolentes.

A lo que quiero llegar es que no es la sociedad la responsable de la inercia gubernamental, ojo, son los gobernantes, los indolentes, los que no escuchan, los que no atienden, ¿acaso le han ofrecido una mesa de diálogo a los colectivos feministas?, para ser escuchadas, para saber cuáles son sus demandas de justicia, para darles una respuesta.

Pero eso sí, les están aventando a la sociedad en contra, porque les dan en donde les duele, que son su patrimonio, su negocio y éstos no tienen nada que ver con la falta de resultados en materia de justicia por parte de Murat Hinojosa.

¿Por qué dañar a terceros?

Con la Sección 22 de la CNTE, el Gobierno del Estado a cada rato se sientan, lo mismo que con el MULT, FPR, Sol Rojo y cuanta organización chantajista se les pone al brinco, de inmediato la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General se ponen de tapete, con el solo hecho de cerrarles una carretera les ponen mesa de negociación y resuelven.

¿A las mujeres por qué no?, no es una justificante, pero por eso se tienen esas reacciones, están hartas, cansadas de que sus demandas de justicia sigan en el aire.

Otro florero es Ana Vásquez Colmenares de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña, solo está de adorno, no se sabe qué hace, además de pasársela en la plataforma zoom, a las mujeres no las atiende, pero eso sí, protegió sus oficinas para que no fueran vandalizadas como el año pasado por si las dudas.

El ex fiscal Rubén Vasconcelos Méndez prefirió renunciar, abandonó el barco, dejando una estela de sangre en Oaxaca, 510 mujeres asesinadas durante la presente administración, la mayoría sin justicia, debería ser enjuiciado y llevado a la cárcel porque nunca hizo nada para frenar tantas y tantas muertes de mujeres, desapariciones, violaciones.

Y si encima desde el “púlpito” de “la mañanera”, López Obrador las jode más diciendo “ya chole”, cuando se le pidió responder al llamado de las mujeres a que “rompa el pacto patriarcal” por la candidatura de Félix Salgado Macedonio, acusado de delitos sexuales, hoy exonerado, pues las enfureció.

Es un insulto, una vejación y todavía les coloca una enorme valla dando el mensaje adverso de que aquí no pasarán, y en respuesta las feministas pintaron las tablas de la enorme barrera con cada uno de los nombres de las cientos de mujeres asesinadas, diciéndole a AMLO que no hay barreras ni muro que no pueda ser saltado para indignarse ante la violencia feminicida.

Como bien lo escribió la colega y amiga Soledad Jarquín Edgar, madre de la fotoperiodista María del Sol, vilmente asesinada hace casi tres años en Juchitán de Zaragoza: “No hay muro que alcance para ocultar la falta de justicia. Es más grande la rabia y el dolor”.

Con un video donde habla Elena Ríos, la saxofonista agredida y Soledad Jarquín Edgar, exponen: “Que bueno que te fuiste Rubén Vasconcelos Méndez, no honraste el cargo como Fiscal General de Oaxaca y no mereces ocupar ningún otro cargo público. Apoyaste a la corrupción y nos diste la espalda, si alguien te apoyara sería un grave error”.

“Por ti el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa es juzgado severamente, te escondiste infinidad de veces del Congreso de Oaxaca para presentar avances en mi investigación y violaste gravemente nuestros derechos humanos”, recrimina Elena Ríos.

“No tuviste la capacidad, somos el producto de tu trabajo, me topé con mi último agresor en la calle y te lo dije, y te enojaste, mucho te enojaste, y no fue por empatía, fue porque fui yo la que lo vio, porque fuiste flexible con los corruptos, porque tú eres corrupto, eres parte de ellos, no hiciste nada y nada es la incompetencia que no debe caracterizar a ningún órgano de justicia, por eso que bueno que te fuiste”, duro mensaje, pero envuelve una cruda y dolorosa realidad.

Sol Jarquín le escribió: “Se va Rubén Vasconcelos Méndez de la Fiscalía, dejando a Oaxaca en total impunidad. No cumplió con su deber ni como persona ni como funcionario. Marcador: 0 Justicia, 1000 Impunidad. Gracias por irte, Nos quedas a deber la justicia para Sol. Justicia para todas, espero que también se vaya contigo la corrupción y tus ganas de proteger a los asesinos intelectuales y materiales de mi hija”.

Son muchos los casos pendientes, pero hacemos énfasis en estos dos temas cruciales porque causaron una gran indignación en la sociedad oaxaqueña y hasta ahora se sigue esperando que la justicia llegue. También formaron parte de las protestas de este domingo.

El Gobernador Murat nunca quiso escuchar que a su fiscal lo cegaba la soberbia, la prepotencia, que maquillaba cifras, que le mentía, como cuando presentaba las cuentas alegres y maquilladas de que el 75% de los asesinatos de mujeres ya tenían sentencia, hoy se comprueba que solo es el 25% los que fueron sentenciados.

Se fue Rubén Vasconcelos con el aborrecimiento de las mujeres, con las manos manchadas de sangre, dejando también un sistema de justicia inoperante con más de 800 personas desaparecidas, de ahí que los colectivos feministas solicitaran al gobierno de Murat Hinojosa ayer la creación de la Comisión Estatal de Búsqueda, donde se integren abogadas feministas, madres y familiares de las y los desaparecidos.

Es tiempo pues de que el Estado las escuche y les resuelva sus demandas, son justas, las y los funcionarios que están al frente de los asuntos que las mujeres demandan, dejen de hacerse los occisos, que asuman su responsabilidad, no sigan dañando la administración muratista, que aún está a tiempo de reivindicarse con ellas y salvar su deteriorada imagen.

Gobernador Alejandro Murat termine su mandato dignamente, atienda los reclamos de justicia de las mujeres, es demasiada sangre la que ha corrido, es tiempo de que las escuche, nada le cuesta y sí gana mucho.

Y a los colectivos feministas es también necesario que en su lucha y exigencia, no dañen a terceros, porque lo único que hacen es ganarse la repulsión y rechazo de la sociedad, no le den más armas al que está en el “púlpito” como merolico desde “la mañanera”, porque desde ahí lanza los misiles al pueblo bueno y sabio para satanizarlas.

 

¡Que haya justicia para todas!

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX