El Estado de México, en este 2021, da un paso histórico para subsanar las violaciones a los derechos humanos y a las garantías de las personas privadas de la libertad.

A principios de año atestiguamos la publicación de la Ley de Amnistía. El olvido de algunos delitos en el Estado de México.

La Codhem, desde los primeros pronunciamientos de la iniciativa apoyó de manera decidida y contundente el proyecto toda vez que esta buscó beneficiar a personas de grupos vulnerables principalmente.

Participamos en el ejercicio inédito de parlamento abierto, contribuimos a la perspectiva y fortalecimiento de la Ley: compartimos que el punto de partida y el punto de llegada del marco jurídico debería ser el pleno respeto a la dignidad de los derechos humanos.

Reconocer nos reconoce, honrar nos honra. Por ello, celebramos la sensibilidad de la LX Legislatura, del diputado Maurilio Hernández, por hacer suya esta Ley e impulsar algo que hoy es realidad.

Extiendo mi más sincera felicitación a los Poderes Públicos de la Entidad, al Poder Legislativo, al Poder Judicial, al Poder Ejecutivo, a los organismos autónomos y a los colectivos que trabajaron incansablemente, para ser un impulso en esta normativa, así como a los medios de comunicación.

La voluntad mostrada para con el respeto a los derechos humanos no tiene precedentes. En el Estado de México existe un estado de derecho que privilegia la dignidad y el respeto a los Derechos Humanos, la Ley de Amnistía es hoy una realidad. Reconocemos al diputado Max Correa, al diputado Emilio Ulloa.

La CODHEM reitera su disposición para que esta ley, que es un referente nacional, se consolide y forme parte de un Estado constitucional de derecho en el territorio mexiquense.

Esta ley representa una gran oportunidad para hacer justicia social, una vía para subsanar las injusticias presentes en los casos de las personas privadas de su libertad.

Un compromiso para restituir los derechos humanos al debido proceso, a la libertad, a la igualdad e integridad de las personas, que en la gran mayoría de las ocasiones se cometen en contra de personas en situación de vulnerabilidad, particularmente en situación de pobreza.

Esto reitera que existe un estado de derecho sólido en nuestro Estado, congruente pertinente y actual, y que es menester de todas las instituciones seguir conservando este estatus en beneficio de la ciudadanía mexiquense.

En la entidad, en equipo, como ya lo refirió el secretario de Justicia, poderes públicos, organismos autónomos y sociedad damos pasos firmes para hacer las cosas bien, para atender las demandas cada día más exigentes de una sociedad moderna.

Hoy estamos aquí, frente a la opinión pública para dar a conocer a la sociedad mexiquense que ya se publicaron los lineamientos que permitirán la sustanciación de las solicitudes de amnistía.

En cuanto a estas solicitudes, la Comisión de Derechos Humanos jugará un papel trascendental: nosotros al conocer de violaciones a derechos humanos podremos hacer llegar las solicitudes de amnistía a la instancia correspondiente.

Agrademos la confianza que la ley deposita en este órgano autónomo, el más vigente y el más pertinente que nunca, y responderemos con reciprocidad para que los justiciables puedan encontrar justicia y puedan reintegrarse a la sociedad.

Mostraremos absoluta responsabilidad, seriedad y compromiso decidido cuando se requiera de nuestra opinión e intervención.

La CODHEM será escrupulosa en la defensa de aquellos que por deficiencias, pericia o falta de conocimiento, hayan sido encarcelados injustamente.

Tanto en el Poder Judicial como en el organismo defensor creemos que el proceso de solicitudes debe de ser prudente y cuidadoso para no generar falsas expectativas tanto en las personas como en las familias que soliciten esta Ley de Amnistía.

En la Codhem seguiremos protegiendo, promoviendo y defendiendo los derechos humanos de las personas privadas de la libertad. Estaremos atentos de que las personas que pasen por el proceso de Amnistía, no sufran revictimización; y velaremos porque se reintegren a la sociedad que es un capítulo también muy importante.

Ninguna persona, ningún defensor de derechos humanos deberá ser criminalizado ya.

Estamos absolutamente convencidos de que la entidad merece más resoluciones como las del caso Tlanixco donde imperó la justicia; donde prevaleció la necesidad de respeto a los derechos fundamentales.

Más casos como este deberían ser una realidad cotidiana en la entidad; cuyo precedente marcó el destino y la configuración de la ley Amnistía, la cual hoy se está presentando.

Celebramos que el día de hoy, las y los legisladores desahoguen el acuerdo sobre la Integración de una Comisión Especial, de conformidad con la Ley de Amnistía del Estado de México; instancia que se encargará de dar seguimiento a los asuntos que se traten de violaciones graves a los derechos humanos.

Juntos, todos juntos, estamos construyendo una senda justicia que nos permitirá avanzar, que nos permiten edificar un destino prominente para el estado más importante de la República Mexicana.

Ante nuestros diferencias, diálogo, ante nuestros retos, concertación. La Ley de Amnistía es una realidad y hoy estamos siendo testigos de la historia.

Muchas gracias.